viernes, 18 de diciembre de 2009

despedida

A Martha Elisa Acevedo Zárraga

Adornos de tristeza desbordada
recubren deslumbrantes a tus ojos,
quienes tratan en vano de ocultar
-desviando de mis ojos la mirada-
un suspiro por ellos musitado.

Extraña ante nosotros es la noche
como extraño el temblor que nos delata,
sin la calma de ayer en tus mejillas
dictando a mis dedos el camino.

Un suspiro en tu pecho sofocado
deshace de mis labios la sonrisa
que otras veces feliz nos conjugara
el amor juvenil y la tormenta.

Y fue mucho el dolor que no mostraste,
pues tus labios herméticos callaron
temiendo quebrantar el duro broche
del lúdico silencio de la noche.

Sin poder aguantar más el momento
mis manos temblorosas te rodearon
y mis labios ansiosos te buscaron,
desnudo de mi orgullo fue el intento.

El valor que de pronto te envolvió
-con mirada sarcástica y burlona-
al instante de débil me acusó
y fue inútil pactar con nuestra pena.

Abril 1982

2 comentarios:

VTacius dijo...

Me complace de los comentarios en taller.milenio.com, por otra parte me gustaria linkearlo a mi blog de poesía en wordpress.
http://vtacius.wordpress.com/

Mi proyecto es crear una red de blog en los que la gente pueda leer solo poesía: ni una pizca de otra cosa...

Espero con humildad que me refiera tambien en sus links...

josé manuel ortiz soto dijo...

VTacius: gracias por tu visita. Siempre será interesante una red de blog de poesía. Aunque no sólo escribo poesía, tengo tantas cosas que decir aquí este blog continuará siendo -como escribí al inaugurarlo- un espacio para la poesía. Saludos y estaré visitando tu blog.