viernes, 2 de abril de 2010

el lugar para un perro en la escalera (2 y 3)

2
asomo mi corazón por esta puerta
para limpiarlo de sombras,
¡para curarlo de gritos temporales!

asomo mi corazón entre las manos
para sentir su pulso y escuchar su grito,
para beber un sorbo de su risa roja.

3
allá adentro aguardan los desesperados
comedores de uñas,
aquellos los que arañan puertas
y mastican las palabras;
los que pegan en paredes hoy desnudas
recortes de su sombra.

cuando la luz, en eléctrica intuición
se desparrama, sólo entonces, sin temor,
quieren hablar, sueñan que hablan.

1985

No hay comentarios: