lunes, 17 de mayo de 2010

al final de la noche

Al final de la noche
nuestros sueños son almas
sobre almohadas de polvo,

páginas de tiempo detenidas
que en frágiles ausencias
rememoran,

al final de la noche
en la última oración
todo se apuesta

-la fortuna del juego
del amor la desdicha
del silencio los gritos-

y aun el hueco
que crece en los bolsillos
es luz en la oquedad del alma

No hay comentarios: