domingo, 12 de septiembre de 2010

mar abajo


Un día iremos mar abajo
buscaremos en sus piedras líquidas
el rastro de los pasos nunca andados
y el sabor amargo de su luna abierta

un día seremos nosotros en silencio
con los brazos tan abiertos como alas
donde el viento corra y prenda sus pasiones
donde el ocaso del otoño suelte algunas hojas
para hacer un manto de humores y desidias

bajo la palma de su grito
seremos gatos juguetones
aves grises que aún sin más palabras
buscan bajo el árbol nidos
grillos de piedra que no canten al silencio
con sus viejas canciones de primaveras desterradas

y ahogaremos en todas sus mareas nuestros cuerpos
aquellos de cartón que el fuego de la risa no consume
aquellos donde a veces no escribimos para no dejar un signo
que deje libre el rastro de nosotros

Imagen de John Orr, Botella en el mar.

No hay comentarios: