sábado, 25 de diciembre de 2010

libro Ángeles de barro (selección de poemas, 1981-1991)*



Pese a su amplitud cronológica (1981-1991) una corriente temática recorre esta selección de poemas de José Manuel Ortiz Soto: la desgarrada visión de lo humano, propia de la contemporaneidad, está presente en todos y cada uno de sus textos; mas, frente a esa concepción del hombre como ser desterrado y doliente, el poeta ni se hunde en el cinismo ni se calla, sino que lanza un grito de angustia —a veces de esperanza— al que se suma el lector, sabedor de que ambos comparten la condición de ángeles de barro, seres bastardos que han perdido sus alas y las añoran.

Poesía necesaria de un autor que nos ofrece aquí su trayectoria de juventud y al que vemos tantear diversos caminos —a veces clásicos, a veces románticos— hasta forjar su voz auténtica y desnuda. Poesía que alcanza su esplendor, como tiene que ser, si se la degusta en voz alta, para así desplegar todo su ritmo y sonoridad. Poesía para jóvenes y menos jóvenes, para quienes se inician en la escritura y quieren saber cómo otros aprendieron; para quienes, frente a lo frívolo y lo evanescente, se atreven a enfrentarse al esencial conflicto de ser humanos.

Elisa de Armas

*Texto escrito para la cuarta de forros por la escritora española, Elisa de Armas, autora del blog Pativanesca.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

otelo


Te repito, amor: no soy celoso. Si mi sangre se revuelve por momentos, es cosa de los astros…, tal vez sea el peso de este clima infame que me asedia, y no soporto, que me pica la piel y tensa los sentidos; que me esculca malicioso el alma. ¿Tiene caso recordar que siempre he sido ejemplo perfecto de lo que es un hombre calmo? ¿Qué me importa a mí el vecino de aquí al lado? ¿O el don Juan que vive enfrente? Y menos el joven abonero al que… Por cierto, la otra tarde me cobró un nuevo pedido… Levántate, alguien te llaman. ¿No escuchas el teléfono? A veces no te entiendo. Me enerva tu silencio. Hace rato que hablo como un loco y tú no dices nada… Insiste. ¿Quién será el bastardo que en el día de tu muerte te reclama?

De: Apuntes de música, ópera.
Imagen tomada de ESCALADA, Otelo.

lunes, 6 de diciembre de 2010

coeminotaura (3 y 4)


3 dédalo


la edad
te hace
prudente

y torpe

aún
a la distancia
sobre el mar
agreste

las alas
ya no alcanzan

y el abismo
-soledad
recuerdo-
se hace
grande


4 icaria

punto
sin color
en el océano

mancha
que no es mancha

vacío
que es vacío

ícaro
en este su dolor
ausente

Imagen: Rebeca Matte: Icaro y Dédalo, 1930, Bronce, Museo Nacional de Bellas Artes, Santiago.