domingo, 20 de marzo de 2011

xiv


xiv


breves
somos
a esta hora
cuando nadie
aguarda

cuando
el tiempo
es agua

hoja, polvo
lámina de luz
que brama
animal
entre los dedos

principio
de Dios

o camino
cenagoso

2 comentarios:

Cristian Marcelo Sánchez dijo...

Estimado José Manuel: es un poema justo y exacto, como la brevedad de la vida misma.
Un abrazo fraterno desde Costa Rica

josé manuel ortiz soto dijo...

Cristian, gracias por tu comentario. Un gusto que te hayas dado una vuelta por esta tu casa. Van también abrazos cálidos para Costa Rica.