lunes, 25 de abril de 2011

brevedad


Poco es el tiempo que guardo en el reloj
y es tuyo,
te lo ofrezco,
es mi regalo,
porque sé que un día, igual que Dios,
multiplicarás panes y peces.

Imagen de Eugenio Fernández Corral: Multiplicación de los panes.

5 comentarios:

Elisa dijo...

Qué hermoso poema.

Rosio dijo...

Manuel...es precioso...abrazo.

Adivín Serafín dijo...

Cuerda
eso tiene mi reloj,
cuerda
con la que atar
nuestro dolor.

Blogsaludos

Anónimo dijo...

Un poema maravilloso.

josé manuel ortiz soto dijo...

Elisa, gracias por tu visita por esta otra casa; siempre eres bienvenida.

Rosio, también abrazos para ti.

Adivín, y más cuerda le pedimos... o arena, para continuar contando los segundos con letras.
Un abrazo.

Anónimo (a), gracias; se hace lo que se puede.
Un abrazo.