sábado, 29 de diciembre de 2012

poema para bellas durmientes*



para olivia, ireri y aranza,
en su silente sueño 
uno

Dulce es el sueño de la noche
cuando el cuerpo se descansa
y el alma juega en los abismos;
dulce es el sueño de este sueño
en que la vida se silencia
y es piel de ángeles fantasmas
que se presta sin temores;
dulce sí, si estás aquí, a media vida,
a medio brazo, a medio grito,
bajo la tenue luz de un parpadeo.

Porque esta noche es el asilo
de tu alma desnuda
y el vaho de tu leve respirar
asciende sin prisa las paredes
repasando su enésima película,
porque juegan a volverse un fin
el sueño y la hojarasca,
como un perro tras el eco gris del día
que repliega su incansable corazón
de rabia desbocada.

Dulce es el sueño
cuando el cuerpo te responde,
cuando va tu mano sigilosa
al pinchazo de un mosco reticente,
cuando el cuerpo se refugia
bajo las sábanas tibias
y la noche se prolonga más allá
de su agudo murmullo de reloj intransigente.

Porque estás aquí rondando tras la noche,
mas no puedes despertarte.

*Tomado de réplica de viaje (poemario), lagarta azul, 2006.

sábado, 8 de diciembre de 2012

paseo



Perros que pasean a sus amos
—que no amigos—
no les quiten del cuello las correas
son sucios, peligrosos,
no saben comportarse...
en vano han asistido a escuelas
de enseñanzas.
Perros buenos, amarren a sus amos.


Imagen tomada de la red.

domingo, 11 de noviembre de 2012

puerta


en la piel hay una puerta
―roja negra blanca o amarilla―
adonde timbran manos labios sexos

no importa el día ni la hora de la noche
hay alguien que se acerca y llama
                                  y echa a correr

miércoles, 24 de octubre de 2012

migas


seguir los pasos
que tiraste
trozos de vida
sin un nombre
recuento de hormigas y palomas
que hicieron infinitos  los caminos
y el silencio

 después
quema el retorno

jueves, 6 de septiembre de 2012

viernes, 10 de agosto de 2012

apunte


La tarde era una cortina tenue de lluvia, un grito de silencio bocabajo, un río de luz grisácea a la deriva; eras tú con pasos líquidos de sombra y alma desandada, con un toque de vino tinto y chapata en la voz de un libro.


Imagen tomada de la red.

sábado, 30 de junio de 2012

palabra


bajo el relieve sin color del día
hondo hueco que se abre
en el concreto,
la palabra estalla, y su voz,
de agria luz, enredadera,
se devuelve a tu oreja de calla paz.

Imagen tomada de la red.

miércoles, 20 de junio de 2012

penantes


atados de los pies
                        labios, manos
de líquido silencio
sombras
venimos del convivio
                        de las bestias

¡hace tanto que fuimos convocados!


Encruzados deTaxco, Guerrero. Imagen tomada de la red.

domingo, 10 de junio de 2012

naufragio


renegué de ti
ácidas espinas
las palabras
mordieron mi silencio

perdida la memoria
náufragos salados
de esperanza
el mar es su cintura


Imagen tomada de la red.

jueves, 24 de mayo de 2012

hilos de lluvia


Hilos de lluvia
atan nuestra carne
de bramar grisáceo

calles desbocadas
de otros pasos nos renuncian

y el cristal
refugio
           escaparate de silencios
nos recuerda
que somos pasajeros
tiempo


Imagen tomada de la red.

sábado, 5 de mayo de 2012

cruje el viento


reloj inerme
el viento
de mullida sombra

lívido tatuaje
donde a solas
me agazapo

emboscado de silencio
cruje el viento

imagen tomada de la red

viernes, 20 de abril de 2012

ojos cerrados


ruido
noche
misterio de palabras
que buscan
que tantean
su ámbar alfabeto

crucigrama de silencios
que en sueño atrincherado
aguarda
manso
agudo
parco de distantes sábanas fantasmas

Imagen omada de la red

viernes, 6 de abril de 2012

bocado de silencios


cúmulo de piedras
que preña el horizonte
mojón intemporal
de abandonada huella
que el tiempo muerto
no recuerda
bocados de silencio
que no son de nadie

Imagen tomada de la red.

domingo, 18 de marzo de 2012

juego de niño entre la lluvia


I. Calle de lluvia.

            tantas veces
la madre dijo no,
pero yo huí,
por un hueco
en el medio de la lluvia.

afuera
estaba el mar tan desbocado
abajo
la calle arrastrando en su fragor
presas de barro


II. Lluvia y truenos.

            que Dios ha enloquecido
ya no importa
allá se ve su furia y casi ciegos
podemos renombrar
su rostro de relámpagos

porque a veces pierde
como todos la cordura
en el enfado de cualquier mañana

es cierto que de niño
me espantaba el trueno
lo oía caminar por los tejados
paso temerario y sordo
de quien quiere desgajar
un par de cráneos

¿adónde huir cuando
su furia ataca
sino al seno de la madre?
o quizás dormir
creyendo que fue una pesadilla


III. Calle y zanja.

            muchas veces
—en contra de todos los principios
y a riesgo propio—
ahogué mis manos
entre tus aguas asexuales,
penetré con soltura y experiencia
en tu frío fluir,
en tu arena pútrida
a riesgo de amputarme un dedo
o cazar un trozo de excremento.

pero entonces, bien lo recuerdo sin vergüenzas,
no había forma de dejar perder en esa zanja
la canica cascado de la suerte.


Imagen tomada de la red

domingo, 26 de febrero de 2012

sin título


Me detengo
                   prisa
tiempo que nunca se detiene
río desbordado
confluir de historias
aves que el invierno suelta
en el hueco de las manos


Imagen de Pepe Callejo Cruz: Aves pescadoras.

lunes, 6 de febrero de 2012

un cuerpo


i
un cuerpo
te toca y te despierta
no importa la hora

ii
quema el sol
en tu regazo

lluvia de cenizas
tu cintura

Imagen tomada de la red.

domingo, 22 de enero de 2012

tarde


tarde
ecléctico reloj
de pulso amargo

huesos fríos
de ti
de tus manos

sordera
opresiva
de tu voz

tarde
soledad
de ti