jueves, 19 de septiembre de 2013

de Diversidad oscura de las cosas, poemas X - XX*


X

Pretendo no entender

gritarle puta
a la mirada que se enreda al tiempo

al asco
al vacío que instiga la memoria

al aroma del sexo
que se funde en un segundo

pretendo no entender
-a solas-
¿por qué tanto delirio?

septiembre 1985

XI

Si uno es lo que

sigue al cero

camino al infinito

Luego puntos
suspensivos
al morder tu boca

septiembre 1985

XII

Absurda espera/

Sola
Sola y muerta/

Absurda espera/
Sola/
en/
el/
tic/
tac/
de este reloj
con límite
de tiempo

septiembre 1985

XIII

Brote torrencial de sangre

de sesos
de vísceras
de huesos
de rostros desahuciados


para no entenderlo nunca
perdido en el disfraz de tierra

¿hay alguien extravió un cadáver?
¿alguien que perdió su miedo?

Porque hoy sobran
dos
cinco
miles de huecos
en familia

y allá brillan
sobre el tiempo
ansiosos
terribles los gusanos

25 septiembre 1985

XIV

¿Hay alguien que me busque
hoy con mi nombre?

Un náufrago deforme
con ímpetu caótico
Un paso a toda prisa
en fuga cataléptica
a este sitio

¿Hay alguien que me busque
sin un nombre?


XV

Inicio

Ruta descendente
Parábola invertida

Estructura filiforme
de ausentismo propio
ajeno
indiferente

Confuso despertar
de rostros
dedos
cuerpos

Huella analfabeta
de inicio descendente

26 septiembre 1985

XVI

Multitud

Escombros

Despojos aferrados al silencio

Eco ausente
Inapelable

Famélica intención de estar soñando
A ciegas
Para no entender qué está pasando
Para no perder el equilibrio
Y al abrir los ojos encontrarte
Con el cuerpo destrozado
Para no gritar un nombre
Para no pedir que vengan a decirte que estás vivo
O eres sólo un recuerdo de familia

Multitud
Para irse acostumbrando
A estar muriendo

28 septiembre 1985


XVII
a/para/por aurora bustamante

Viene

Lenta
Frágil
Escarabajo nocturno
Viene
Y pega un beso en su espalda
Y huye
Corre
Silueta dispersa
Virgen asustada por su instinto

4 octubre 1985

XVIII

INSENSATEZ


Movimiento perpendicular sobre la tierra

Ojo mate
Tez extraña
Voz profunda

Temblorosa confidencia de la muerte


XIX

Cuerpo

Discreto movimiento
Parte de ojos
Grito de muerte
Vuelo débil
Golpe seco

Fondo de las manos

Tocan a la puerta
Dos
Diez veces

Cierra la garganta
El movimiento

No hay respuesta

13 octubre 1985

XX

En la calle

no hay nadie
su rostro de concreto
está vacío

es su voz
el silencio
el llanto de mil vírgenes

en la calle
se muere lentamente


¿adónde está la calle?

*Poemas escritos en aquel lejano 1985, después del terremoto del 19 de septiembre.
Imagen: Edificio Nuevo León, Tlatelolco.